La masonería es una institución

filosófica, filantrópica y progresista

desde sus más antiguos tiempos, ha comprometido sus excelsos ideales para lograr, sin reservas de orden moral, mental o espiritual, su más elevada finalidad: El mejoramiento de la condición humana, en todas sus formas y capacidades.

Nuestra Respetable Logia Consciencia N.º 437  fue fundada por un grupo de hombres con la convicción de que la Masonería Universal y sus principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad son la respuesta natural a las necesidades de evolución que reclama el hombre del tercer milenio.

Porque desde el más amplio sentido de libertad de pensamiento le enseña la manera de buscar el camino de su perfección, promoviéndole a resolver sus prejuicios y sus debilidades afectivas.

A combatir siempre – en cuanto de él dependala ignorancia, la intolerancia, la opresión, la superstición, la hipocresía, las ambiciones malsanas, la deshonestidad, la envidia y cualquier forma de tiniebla mental o espiritual que suele obnubilar a los hombres sin proyección.

Nuestra Logia no tiene otra finalidad más que la de ejercer la Masonería en su forma más pura y tradicional, promoviendo el mejoramiento de sus miembros, tanto en sus aspectos espirituales, culturales, morales y afectivos con el objeto de que cada día sean mejores Seres Humanos.

De ese modo, a través de su mejoramiento, sin importar las circunstancias particulares que cada quien pueda vivir, sin perder su fe en sí mismos y con la esperanza activa fundada en esa convicción particular, puedan mostrar en la sociedad en la que se desempeñan, que los valores no están perdidos en el mundo.

Que sólo la mediocridad es digna de fracaso.

Que cuando el hombre es capaz de ponerse de pie a pesar de los sinsabores de la vida y trabajar por su mejoramiento, está construyendo un mejor mañana y sólo con hombres de pie se construye el futuro.

Se resuelven los conflictos.

Se continúa con una gloriosa tradición.

Se logra el respeto de los jóvenes a quienes se lega responsabilidades y no fracasos.

Se proyecta el progreso y en definitiva, el propósito esencial de la masonería: lograr el perfeccionamiento del hombre y elevar la condición humana sobre toda la faz de la tierra, por encima de la ignorancia, la superstición y la maldad en todas sus formas.

Desde ya extiendo mi invitación a todos aquellos hombres mayores de edad, que sientan en su mente y su corazón:

La convicción de que estos valores y búsqueda son los que la sociedad moderna necesita para mejorarse.

La aspiración a construir un mundo mejor para todos, para nuestros hijos y para la humanidad en general.

La Capacidad para construir juntos en unión los tiempos por venir, de un modo digno, próspero y humano.

Espero vuestro contacto con nosotros, trabajamos todos los días Miércoles a partir de las 19 hs.

Venerable Maestro de la Logia Consciencia N.º 437